cabezal

cabezal

miércoles, 25 de abril de 2012

DESLINDES Y AMISTADES

El martes 13 de marzo, Julián LeBarón dijo a los integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, en una reunión en la colonia Del Valle de la ciudad de México: ... y sí es cierto que el hijo de Salinas es mi amigo, y en la realidad es que yo lo traje a este movimiento en la primera reunión, con Javier y con todos nos sentamos allí, y si alguien entiende que la política no es la forma de resolver las cosas, créanme que es Emiliano, él lo entiende de esa manera, y él entiende que la política no funciona tampoco. Yo entiendo que hay muchos sentimientos encontrados, yo tengo criminales en mi familia y la historia de los LeBarón es la historia de una rama de la familia de casi puros criminales. Entonces, yo entiendo cómo es ser familiar de esa familia, y yo creo que este movimiento se debe tratar de derrotar prejuicios también y enfocarnos en lo que estamos haciendo, no en lo que hicieron quién sabe quién (en la página Julio Astillero, de Facebook, está disponible el video correspondiente a las palabras de LeBarón, tomado por Claudia Pliego, activista que como miembro del MPJD asistió a las caravanas norte y sur y a diversas reuniones de ese movimiento).

video

Las palabras de despedida del chihuahuense se produjeron luego de que el 24 de febrero había dado a conocer su desvinculación del MPJD en razón, entre otras consideraciones, de que después de participar en diálogos y acercamientos con las autoridades más altas del Estado mexicano, terminé por darme cuenta de que la principal función del MPJD se convirtió en ser un interlocutor con los partidos políticos y el gobierno. También mencionó, a partir del texto que llevaba escrito: No creo que el sistema de gobierno como tal nos pueda traer la paz que buscamos, ya que en su forma de imponer el orden incorpora la contradicción, la coerción y la violencia. Creo que los problemas morales y económicos son asuntos cívicos, que deben asumirse como responsabilidad ciudadana y no gubernamental.
El rechazo a la política y la preferencia por la motivación cívica tuvo un momento especial el 28 de marzo, al cumplirse un año del asesinato del hijo del poeta y seis personas más. En Cuernavaca, Javier Sicilia dijo: Por eso creo, a nombre propio, no del movimiento, que la ciudadanía debe emitir un voto en blanco, un voto moral, de desprecio de los partidos, los políticos y su frivolidad ante la emergencia nacional. Todos, todos, están metidos en la frivolidad (en bit.ly/I9rihB puede leerse la nota de La Jornada Morelos). Sin embargo, allí mismo anunció que el operador político del movimiento, Emilio Álvarez Icaza, había comenzado a hacer los enlaces para sentar a los candidatos en el Castillo de Chapultepec y exigirles cuentas de lo que han hecho y de lo que van a hacer para responder a la emergencia nacional que vive el país. En caso de que no asistan a esa convocatoria, los vamos a exhibir como lo que son, unos frívolos que actúan como la delincuencia.
Ayer, mientras tanto, Sicilia dio inicio a una caravana por Estados Unidos para exigir que sea frenado el tráfico de armas hacia México y el consumo de drogas allá. En Los Ángeles fue entrevistado por Rubén Luengas, según en bit.ly/IlonQ3 puede verse. Allí reiteró su decisión personal de votar en blanco pero añadió: Es un error si queremos reducir a las elecciones, a las elecciones de la ignominia. Es decir: que por el voto de la ignominia, el más atroz que es el voto del PRI, tenemos que ir a votar por el menos malo, que es Andrés Manuel (...) Lo que necesitamos es un gobierno de unidad nacional, éstas son simulaciones electorales. Respecto a la posibilidad de que Peña Nieto sea declarado ganador de los comicios, señaló que significaría lo peor, es el regreso del salinismo, de los poderes fácticos. El uso del Estado mafioso, absolutamente mafioso, cínicamente mafioso. El gobierno contra los ciudadanos, los peores intereses, los más corruptos
Por lo pronto, hoy el Senado conocerá en sesión plenaria el dictamen de comisiones sobre la ley general de víctimas que según acuerdo de las cúpulas partidistas será aprobado, aunque persiste la diferencia de criterio respecto a si serán necesarias algunas reformas constitucionales o bastará con la ley por sí misma, que obliga al Estado mexicano a asumir su responsabilidad por los muertos en el contexto de la guerra contra el narcotráfico. Con estas nuevas normas podrá pagarse a los deudos de los caídos hasta un total de 500 veces el salario mínimo mensual como reparación del daño, lo que a cotización actual significaría unos 950 mil pesos por persona. La mencionada ley es entendida por los dirigentes del MPJD como un logro derivado de los Diálogos de Chapultepec en julio de un año atrás. Sin embargo, la convenida buena disposición senatorial pasará ahora a San Lázaro, donde deberá ser analizada, discutida y votada durante el periodo ordinario de sesiones que termina con el presente mes. Si en estos seis días disponibles no se consigue la aprobación de los diputados federales, cabría la posibilidad de convocar a un periodo extraordinario de sesiones (lo cual se estima difícil en función de que toda la actividad política estará volcada en la elección federal y sus derivados) o dejar todo para reanudarlo con las nuevas cámaras, a partir de septiembre próximo.

Fuente: La Jornada  http://www.jornada.unam.mx/2012/04/25/opinion/008o1pol   @julioastillero

No hay comentarios:

Publicar un comentario